http://losviajados.com/wp-content/uploads/2017/02/loteria-corazon2-960x600_c.jpg

Hechizos de Amor para Corazones Kamikazes


Soy una bruja de amarres con el corazón roto, porque como dicen que los médicos son los peores pacientes, la brujería amorosa no funciona cuando eres usuario y verdugo. Pero eso no me impide compartir con ustedes algunas técnicas infalibles venidas de tiempos anteriores a las ceremonias de Lupercalia, que pueden ser muy útiles en estas fechas llenas de cenas costosas, rosas todavía más costosas y filas dignas del IMSS afuera de los moteles.

El clásico y siempre efectivo “Té de Calzón”

Tome una pieza de lencería de tipo cachetero en encaje negro y de preferencia nueva, no queremos que viejas memorias contaminen el filtro. Colóquesela, ponga una pieza musical de Ennio Morricone y tóquese hasta el orgasmo pensando en el objeto amado. Cuando termine, póngala a fuego lento hasta romper el hervor y sirva unas cuantas gotas en una copa de vino tinto. Debe de ser tinto, el blanco solo produce amistades tormentosas y pesadillas lúbricas en las almas sensibles, aunque si busca la experiencia paranormal de sexo con un espectro, es una excelente técnica para invocar súcubos.

Talco de toloache

Busque las eróticas flores blancas en terrenos abandonados; gustan del suelo agreste y solitario, ya que las grandes pasiones se alimentan de la misma materia estéril. Esto debe de hacerlo con tiempo, ya que deberá ponerlas a secar entre las páginas de Filosofía del Tocador o La Venus de las Pieles. Si su amor es particularmente huracanado, la estadística nos muestra que las Cartas de Amor a Nora Barnacle son especialmente eficientes. Una vez secas, pulverícelas en un mortero de ónix y aplíquelas en sus axilas, cuello y entrepierna. Sugerimos que si su amante es particularmente reacio, también espolvoree generosamente en el empeine y corvas. Si no lo enamora, al menos lo dejará tonto el resto de su vida, y así será más sencillo que caiga a sus pies.

Hogaza de Venus

Este amarre está diseñado para relaciones que han perdido su brío. Prepare la masa brioche más sedosa que Google le muestre. Forme un pan del tamaño de su palma y ubíquelo en su ropa interior por dos o tres horas. Para situaciones desesperadas, déjelo reposar entre sus piernas toda la noche. Al día siguiente, hornéelo temprano. Caliente café colombiano, vístase con un disfraz de sirviente sensual y sírvalo con mantequilla menonita; le garantizo un desayuno a lo Brando en “El Último Tango en París”.

Organice una orgía

Las sacerdotisas y los economistas respaldan que a mayor oferta, mayor demanda. Evite las máscaras ya que puede ocasionar conflictos de logística, y si no funciona, recuerde que las orgías son más divertidas de platicar que de practicar.

Entregue el amor

Y porque los hechizos de amor no se usan siempre cuando el sentimiento está en declive, he aquí el ritual de mantenimiento que ha dado a miles de parejas el éxito conyugal: cada noche haga el amor, no importa si gusta de los besos suaves o de las mordidas feroces, solo hágalo, y al día siguiente, recítele a su acompañante un haiku amoroso al oído, para recordarle que el amor es un acto de entrega y no de captura.

Recuerde que el amor es una broma de borrachos entre Dios y el Diablo, pero es su risa lo que mantiene a este mundo girando y a nuestros corazones cantando. Todo el amor, siempre.

Penélope Rascón

Fiel apostol de todo aquello que abrume a los sentidos. Promiscua intelectual, sensualista profesional. O como diría William Blake: El camino del exceso lleva al palacio de la sabiduría.

Otros artículos del autor

Menú