Ordenar
Vista
http://losviajados.com/wp-content/uploads/2016/06/caffeina-waterworld-960x960_c.jpg

Caffeina: mares oscuros


Miro la noche que se hace mar, o el mar que se funde con la noche, ya no sé quién va primero. Se me pierde la línea que separa al universo marino del manto estelar. Es también altamente posible que no mire el cuadro completo, y finalmente todo sea parte del mismo oscuro oleaje.

—–

Latte elaborado con café de Chiapas y Veracruz. Tres tipos de grano: caracolillo, planchuela y marago. Con dos tostados medio y obscuro. Leche emulsionada y usado un termómetro para dar forma a la figura.

Barista Elias Herrera/Ciudad de México

 

http://losviajados.com/wp-content/uploads/2016/06/cena-brujos-960x633_c.jpg

Catering para Brujos


Tengo una pareja de amigos paganos que me compartieron las recetas para la celebración del Beltane, la fiesta del fuego, que marca el inicio de la temporada de verano pastoral durante la noche del primero de mayo. Mina, la bruja del bosque del norte, describió recetas voluptuosas para el festejo: conejo en salsa de cacao, codorniz en cerveza de cerezas, sopa roja, ensalada de violetas. Una serie de platos, lúbricos y terrenales, para acompañar a los celebrantes durante el sabbat.

http://losviajados.com/wp-content/uploads/2016/06/maridaje-sonoro-clandestino-960x603_c.jpg

Maridaje Sonoro: Mezcales Clandestinos


El proyecto Maridaje Sonoro pretende, a través de la música, hilar la sensaciones que provoca una bebida; generar una sucesión armónica, donde todos los sentidos estén presentes en una experiencia única. Esta vez toca descubrir los mezcales procesados con plantas sagradas, durante una ceremonia envuelta en un profundo ambiente musical.

http://losviajados.com/wp-content/uploads/2016/05/cafe-estrella-belem-960x639_c.jpg

San Pedro Cholula, café en el club de los ángeles


Nada mejor que levantarte en otra ciudad, respirar otro ambiente. El café sabe mejor, el sol te quema suavemente . Con el pretexto de escuchar una banda en el Festival Jazzatlán 2016 en San Pedro Cholula, decidí abandonar la capital y unirme al clan de los viajeros sin mucho itinerario.

cielo de cholula

No sería nada nuevo compartirles el grato sabor de romper la rutina. Mirar el paisaje cambiar de torres de concreto a pinos y verdes campos. Raymundo, el dueño del automóvil, llenó su vehículo con otros tres individuos. Gracias a su decisión, el viaje se convirtió en un momento de charla y encuentro, un instante agradable que duró lo suficiente para aligerar nuestro paso hasta San Pedro Cholula.

Café en el club de los ángeles

No puedo iniciar mi historia sin café, doble carga. El primer acto se llevó a cabo en la azotea del Hotel Estrella de Belén, donde nos recibieron con una taza de café recién hecho, una canasta de pan dulce, fruta y yogurt con granola y amaranto.

desayuno en Puebla

Al disfrutar cada mordisco de fruta, sorber ese negro café para limpiar la confusión del alma, uno va cayendo en cuenta del privilegiado lugar; la vista inmejorable del monte que sostiene al Santuario de la Virgen de los Remedios de Cholula, el espectáculo histórico de cómo la religión se somete a sí misma con templos más altos.

Descansar en Hotel Xoxula

Mi gran preocupación de dónde descansar y recibir la noche se solucionó con mi recepción en el Hotel Boutique Xoxula. Su pared color azul, en un juego por mimetizar el tono celeste, me reconfortó de inmediato.

hoteles en San Pedro Cholula

Al entrar te encuentras con un pequeño patio que en su sencillez guarda una atmósfera pacífica, un estado que anhelaba para mi descanso. Su estilo clásico estaba en completo balance con los acabados y decoración, honrando la historia del pueblo pero sin perder su realidad en el presente.

hoteles en Puebla

Las habitaciones son mi lugar favorito. No soy alguien que guste sacrificar un viaje por estar bajo las sábanas, pero sí que agradezco un buen colchón y un espacio para cuidarme en las etapas de cansancio.

Mi pretexto se llama Jazz

Me dirigí sin titubeos al recinto Jazzatlán Jazz Club & Brewpub, donde el escenario sería tomado por expertos musicales. El lugar se encuentra ubicado a escasas cuadras del centro histórico del pueblo, no obstante, se aleja lo suficiente del bullicioso turismo convencional. Es un lugar que debes localizar, que te obliga una mínima búsqueda.

bares en San pedro Cholula

Al entrar al recinto, me descubrí en un espacio íntimo con algunas mesas dirigidas al escenario principal. Al fondo se esconde un laboratorio de cerveza artesanal, donde un alquimista de la malta cocina las bebidas de la casa.

Abordé la carta en busca del catálogo de bebidas, y me sorprendí al encontrar un Big Band de eminencias en la música. De pronto, se encendió la atmósfera con Marcelo Laro Quintet, luciendo en cada nota la máxima que sólo se logra en la libre creación que permite el jazz.

Por un momento dejé todo de lado, mi cámara, mi cerveza. Se suspendió el tiempo y permití por un instante que la música fuera mi vehículo terrenal. Cada canción pronunciaba un discurso muy profundo, uno que en veces te obliga a levantarte sin razón aparente, otras a cerrar los ojos e imaginar una tabla de partituras multicolor e interactivo.

Es posible que para ese momento el Popocatépetl ya estuviese escupiendo sus cenizas sobre el pueblo. Pero igual en ese punto tampoco importó; uno de pronto se inserta en imágenes perfectas sin saberlo. Estaba ella, las cenizas sobre el templo, y el jazz del quinteto esmerado en iluminar una noche de luna en San Pedro Cholula.

 

Dónde dormir:

Hotel Boutique Xoxula

Dirección: Calle 2 Oriente 403

Teléfono:01 222 889 0316

http://losviajados.com/wp-content/uploads/2016/05/escamoles-san-felipe-960x640_c.jpg

Escamoles, el caviar mexicano


La aridez característica del altiplano mexicano puede parecer agresiva al paladar urbano, no obstante, guarda pequeños tesoros para quienes reconocen su ritmo. Flores de maguey, escamoles y mezcal son parte de un menú digno del libro de las maravillas de San Felipe Torres Mochas.

San Felipe Torres Mochas 

A las 7 de la mañana uno ya debe encontrarse en camino al primer hormiguero. Detectarlos es sencillo; las hormigas siempre van en fila india, y es tanta su maratónica labor, que marcan un senderito en el desierto. Este diminuto detalle es lo que deben buscar los recolectores de escamoles; los huevos de hormiga que son degustados como un auténtico caviar mexicano.

Recolección de escamoles

José del Carmen González es uno de los 10 recolectores en el Ejido El Terrero, en San Felipe (el famoso Torres Mochas). Tiene identificado un promedio de 50 hormigueros dentro del ejido. El tiempo es oro. Nos encontramos justo en la temporada de recolección que va de marzo y culmina con la llegada de las lluvias. En ese corto tiempo, Don José debe apresurarse antes de que agite el sol, para escarbar la tierra y sacar los ansiados huevecillos.

recolectores-escamol

Uno tiene que agudizar la mirada para detectar en el maguey el paso de las prietas hormigas de la especie Liometopum apiculatum. Una vez ubicado, se necesita la fuerza bruta para escarbar hasta el reino de estos laboriosos insectos y robar los huevecillos de la reina.

tripofobia-hormigas

Nota: la tarea puede no ser grata para quien sufre de tripofobia, pues es necesaria sacar el nido donde un millar de hormigas se mueven a un ritmo que solamente ellas comprenden. Es un acto hipnotizante, pero el recolector no debe sucumbir a la marea de hormigas, y con las mano llevar el montón hasta el harnero, donde comienza a separar los delicados huevecillos. Al mirar el acto, no pude contenerme de probar el escamol recién salido de la tierra; su sabor me pareció cercano a los piñones.

comida exótica en México

Antes, los recolectores vendían los escamoles a coyotes llegados desde San Luís Potosí, pero ahora los llevan a un centro de acopio operando en el ejido. Las instalaciones del centro, financiadas con recursos federales, están equipadas para llevar a cabo labores de limpieza del producto, así como congelar y empaquetar los huevos. Lo operan 7 mujeres de la comunidad que recibieron capacitación para mantener controles de higiene y un proceso profesional para lograr su venta al mercado nacional.

La tarea no termina aquí. Falta encontrar compradores, mejorar el proceso. Capacitar a los recolectores para incrementar la calidad de su producto. También están las rencillas; los celos no faltan cuando el dinero llega al pueblo. Pero cuando pruebas el huevo y te llenas del espíritu hormiga, sabes que tienen un hermoso proyecto en manos, y si son inteligente, sabrán arreglárselas para iniciar con el pie derecho la nueva temporada de recolección del escamol, ese exótico manjar del altiplano mexicano.

Menú