• Casa
  • Viajes
  • Tijuana celebra (hoy y todos los días) su cumpleaños
http://losviajados.com/wp-content/uploads/2016/07/puratj-960x600_c.jpg

Tijuana celebra (hoy y todos los días) su cumpleaños


Tijuana hoy conmemora el 127 aniversario de su fundación. La frontera más transitada del mundo, la ecléctica, la estrepitosa y decadente, la seductora ciudad donde la fiesta sucede al son del mariachi y norteño con arranques de punk y un beat acelerado porque la refriega aquí nunca para, y mañana tempranito a la maquila mami, y es que cómo detenerla, si lleva cada día celebrando su vida, todos los días por 127 años seguidos, y los muchos que le faltan.

Según los documentos oficiales, la ciudad se fundó el 11 de julio de 1889. Quién iba a imaginar que esa pequeña ranchería de la Tía Juana, entre lomas y barrancos cercanos al Pacífico, una centuria y varios años después, sería una de las ciudades más festivas de México.

mirontj

La cruz tijuanense se erigió con la Ley Seca en Estados Unidos impuesta en los años 20´s. Negar a los estadounidenses las bebidas espirituosas para romper con el orden y el tedio de la rutina, fue el motor principal para que comenzaran las primeras oleadas de turistas en busca de diversión, y con ello la ciudad fronteriza comenzará a desarrollarse. Nunca más paró la marea, tampoco Tijuana de crecer. Diversión ofrecida de manera rápida y expedita, floreciendo en bares, prostíbulos y casinos que sirvieron de remedio para los amantes de la noche eterna.

Frontera con Tijuana

Tanto (y tan poco) ha cambiado desde el primer casino Agua Caliente hasta el Casino Caliente de Hank Rhon. La ciudad de la buena vida sigue siendo la ciudad de la mala vida. Gente de cada rincón del mundo toma su lugar en la “cola” para entrar a la ciudad y hacer dinero, para cruzar a San Diego y conocer lo que pudo ser, o espera en la cajuela o en la fila con su pasaporte falso con el anhelo de pasar desapercibido ante un despistado agente de migración.

Mientras tanto la ciudad despierta cada mañana, algunos aparecen, muchos desaparecen. El semanario El Zeta continúa su ardua labor para desmembrar el nudo de la verdad, mostrando a Tijuana como es, coqueta y culera, amante y violenta. Lo es todo, y seguramente eso es lo que tanto nos gusta de Tijuana. Es honesta, crudamente honesta. Y esa cualidad hace que los norteños se aferren a vivirla y a comerla, gustan de tomar sus cervezas artesanales y comer tacos estilo Michoacán, estilo Puebla, estilo Oaxaca, estilo sur de México; pues debajo del municipio fronterizo, todo es sur.

cecut

Ahora la ciudad se pone de moda por su gastronomía. La cocina vino a mostrar a Tijuana con otro sabor. De aquí donde nació el movimiento culinario Baja Med; de los los cuchillos del chef Miguel Ángel Guerrero. O qué decir del impulso que dio el chef Javier Plascencia en los momentos más críticos de Tijuana, cuando el miedo se inyectaba en la rutina de los ciudadanos, y él inició su propia cruzada para devolverle la vida desde su trinchera, la cocina. La cocina salvó a Tijuana y por ello los aromas de la ciudad son parte del coqueteo que esta ciudad siempre tendrá.

Porque en todo caso, el verdadero tijuanense es el temerario que decide vivir en la ciudad, decide ser domado y domar al mismo tiempo. Vive, vive hasta el fondo. Por eso, con la tarde cayendo sobre nosotros nos queda viajar por ella y escuchar la primera de Tijuana No y la última de Nortec Collective, nos queda brincar de bar en bar para volvernos en carne viva el sacrificio que consume la ciudad para vivir, un día más, celebrando, como siempre.

Viko Lukániko

Viko es norteño. Ama la cerveza altamente lupulosa y la vida al máximo. En la mañana gusta de bailar hasta saciarse, siempre acompañado de una buena taza de café.

Otros artículos del autor

Menú